fbpx

Cómo crear tu plan de negocio.

Cuando comenzamos un negocio es imprescindible crear un plan. No se trata de pintar un precioso documento que no vamos a volver a leer. Se trata de sentar las bases de tu negocio, plantear tus objetivos presentes y futuros y diseñar el camino para lograrlo.
Real estate concept with wooden blocks, sticky note on grey background flat lay.

Cuando buscamos información para crear un plan de negocio puede parecernos un tema difícil y complejo. Sin embargo, esto va a depender de la finalidad de este plan. 

Al llegar a este punto merece la pena diferenciar cuando necesitas un plan de negocio para conseguir financiación y cuando se trata de una hoja de ruta para guiar tu camino. En el primer caso, cuando buscamos financiación, el plan debe recoger la información más detallada posible (especialmente los beneficios de nuestro negocio, el detalle de la inversión necesaria y la previsión de retorno de esa inversión). 

No obstante, cuando trabajo con personas que quieren emprender, por lo general estoy hablando con gente que va a invertir mayoritariamente su tiempo y la inversión económica va a ser menor o escalable en el tiempo. Por lo tanto, en este caso recomiendo una versión diferente del plan de negocio. ¿Por qué? Porque el plan de negocio debe ser un documento vivo, que crezca con nosotras/os y nos ayude. Por lo tanto, especialmente en los negocios digitales, prefiero una versión simplificada y práctica del plan de negocio, una versión que incluya: 

  • Breve descripción del proyecto. Esto es: de qué trata el negocio, por qué ha nacido y quiénes son sus promotores (y por tanto la experiencia o conocimientos que avalan ese proyecto). 
  • Misión, visión y valores. La misión trata de lo que somos, lo que hacemos, a qué nos dedicamos, cuál es nuestro valor diferencial. La visión son las metas y retos que queremos lograr con nuestro negocio, es hacia dónde vamos, nuestra inspiración y motivación. Los valores son los principios que nos definen.
  • Objetivos (a corto, medio y largo plazo). ¿Qué queremos lograr? Es importante que los objetivos estén bien planteados, que sean SMART, es decir: específicos, medibles, alcanzables, realistas y temporalizados. Por ejemplo: “Conseguir dos clientes al mes durante el segundo semestre del 2020” o “aumentar un 20% mi facturación durante el último trimestre de 2020”.
  • Breve análisis de mercado que incluya: 
    • Por un lado la competencia más cercana (no es necesario compararse con todas las empresas del mundo sino con aquellos negocios que realmente pueden vender al mismo tipo de público que nuestro negocio en el mismo contexto). 
    • Por otro lado la situación del mercado, es decir, cómo se encuentra la oferta y demanda de nuestros productos o servicios, qué tendencias podemos encontrar, etc. 
  • Definición del nicho (general y específico) y análisis del público objetivo. ¿Quién nos va a comprar? ¿Cuál es su perfil sociodemográfico? ¿A qué se dedica? ¿Cómo consume? ¿Qué tipo de personalidad, gustos o aficiones tiene? 
  • Definición con detalle de nuestros productos y/o servicios. Esto incluye qué problema del cliente pretende solucionar, cómo es el producto o servicio, qué beneficios obtiene quien nos compre…
  • Definición de la estrategia de venta. Aquí incluimos los canales vamos a utilizar para llegar a nuestro público (web, redes sociales, mailing, ads…) y el tipo de acciones que vamos a llevar a cabo (aunque las detallaremos en profundidad en el plan de marketing).
  • Tipo de inversión que vamos a llevar a cabo. Ya sea en tiempo, en dinero o en material.
  • Evaluación o medición. ¿Cómo y cuándo vamos a medir si hemos conseguido los objetivos? Es importante saber cómo consideraremos cumplidos o no los objetivos, qué hitos debemos cumplir para saber que los hemos logrado, y también es necesario temporalizar para saber exactamente cuándo debemos conseguir los objetivos. 

Como decíamos, todo esto no se hace para completar un documento que leer algún día. Se hace con un objetivo práctico. Si sé qué vendo, a quién quiero venderlo, cómo se encuentra la situación actual y cómo es mi producto o servicio, podré determinar con claridad la mejor manera de hacerlo llegar a mi público. De lo contrario estaremos dando palos de ciego continuamente hasta que demos con la estrategia adecuada. 

En cualquier caso, los planes de negocio deben actualizarse y modificarse. Los negocios crecen o directamente cambian y tener claro dónde estás y hacia donde vas te ayudará a llegar con mayor facilidad.

¡Ya sabes que puedes contactar conmigo cuando lo necesites!
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

También te puede interesar...

Calendario para Community Managers 2021

Después de pasar unas cuantas horas revolviendo aquí y allá, comparando, buscando y confirmando fechas para planificar las acciones de mis clientes para el 2021, he recopilado este mogollón de efemérides con las que hacemos buena parte del trabajo quienes

Formación

Síndrome de la impostora

Uno de los problemas más frecuentes que detecto en las formaciones que imparto o en las sesiones de coaching es el síndrome del impostor. Aunque en realidad debería decir “síndrome de la impostora” porque ocurre un 70% más en mujeres que en hombres.

Cómo comenzar mi propio negocio

Cuando queremos empezar un negocio propio puede dar cierto vértigo y no tener muy claro cuáles son los primeros pasos. En este post te ayudo a aterrizar ideas y frenar así los primeros miedos.